Virus, virus y virus. Y SPAM.

En los sistemas de correo electrónico, compruebo que, se van recibiendo cosas que no dan ni la talla. La primera cosa de ellas es que, recibo unos mensajes de Amazon, diciéndome que me bloquean la cuenta y tal. Dentro de ella, con una cuenta de correo falsa y unos datos totalmente falsos, junto con un enlace diferente al de Amazon.

Pues bien. Este tipo de correos que se reciben, los borro sin más, porque no hacen más que perder el tiempo en buscar a que tengas que ir al enlace que ellos te mandan para que pongas tus datos (claro, verdaderos).

Ni que decir, que no tiene ni la cabida para robarte los datos y entrar como Pedro por su casa para que te roben la cuenta y hagan ellos lo que realmente puedan hacer para robar de tu dinero con las compras indebidas.

Entre otro orden de cosas, en los correos electrónicos, hoy en día, ya no se reciben con adjuntos como virus y muchas tonterías. Pues me parece muy bien que, mayormente, los servidores de correo rechacen ciertos archivos que se mandan en sus sistemas, tales como ficheros comprimidos y ficheros ejecutables. Más bien, los ejecutables que los comprimidos. Si ponen contraseñas a los ficheros, ahí, los servidores no notarán que tengan virus dentro (con ejecutables. Pues se evitan a que se entren ficheros ejecutables. Mejor que mejor).

Entre otros ordenes de cosas que tengo, pues recibo en cierta medida de gente que anda haciendo captaciones de mulas, para introducir dinero en nuestro país y pidiéndote unos datos de contacto para que establezcan y manden “sus cosas” abiertamente y de muy mala forma o de buscar que den un dinero para no darlo nunca. O buscar robar tu casa, o buscando a que te roben la casa donde vivas y tal.

De hecho, no se hace ningún caso en los tipos de correos que se reciben; solo buscan a que pagues un dinero que no tienes en nómina, o no tienes suficiente para pagar unos “rescates” que ni saben, ni controlan. Solo buscan eso: a que pagues dinero por cosas que no van a dar ningún resultado (como ya dije hace semanas).

Hay que tener muchísimo cuidado con lo que se va captando, porque algunos tienen mucha trampa y, generalmente, son la misma gente que buscan dinero a diestro y siniestro.

Esas personas, ni recibirán, ni ofrecerán, ni romperán la seguridad de los demás.

Saludos.

Comentarios