Relojes atómicos y electricidad.

Llevo muchos años dejado de la radioafición, allá de los años 1.981 hasta el año 1.995, hasta que decidí dejarlo definitivamente, en el 1.995, como he comentado tiempo atrás en mi blog:
https://www.sjlopezb.es/2013/02/un-recuerdo-de-la-radioaficion.html
Puedo decir categóricamente, el asunto de los relojes atómicos que están en funcionamiento, a través de distintas frecuencias de radio que hay hasta la fecha.
La más potente y poderosa de todas las transmisiones que hay en la Tierra, es la de la TDF Time Signal (también es la Beta (Time Signal)) y, tiene una transmisión de 1,5 Mvatios, según qué horas.
La emisora que mejor se escucha de todas, es la DCF77 (77,500 KHz.) y la RWM (mejor escucharlo muy bien en 9996KHz.), que son las que más señal radian a través de las altas frecuencias y con mucha propagación.

Son relojes atómicos de altísima precisión y, que hasta ahora, los científicos que están en esas máquinas que están transmitiendo durante las 24 horas del día, las están manteniend…

¡10 años con este portátil!

Mi portátil, Dell Inspiron 1720, que ya está viejito, ya tiene sus 10 años.

De momento, como me está funcionando perfectamente, y resiste a las temperaturas extremas y demás, no se me queja ni un solo minuto. Menos mal, que el ventilador (gracias al monitor de lectura de los parámetros con gKrellm), no me falla ni a la de tres. Pues el ventilador hace incluso, más de 2.000 revoluciones por minuto. Si lo tengo entre 40º o 45º sin pestañear, no se me queja. Pero si pasa sobre los 46º, salta el ventilador, que da gusto.

Los discos duros que me traían este portátil están ya que, no funcionan, la solución a ellos, era cambiarles los circuitos impresos para poder recuperar 'cierta' parte de las informaciones que tienen en ellos, pero no es nada grave. No sé si es una solución viable. Ni conozco, si se trata de eso y se podría arreglarlo de una vez por todas para recuperar toda la información que traían en ellos. Pero bueno,...no era nada importante.

Por lo demás, bien, algún que otro bichito entró, pero no molestan.

Ya se estropeará en cuanto le llegue el momento a decir: 'Adiós', y es ahí cuando compro otro ordenador portátil mejor que éste.

Se verá.

Comentarios