En mi trabajo me desprecian o me rechazan...peeero...

Como iba diciendo en el título.

A mí, particularmente, me da igual que me desprecien o me rechacen. Ya que, no me importa que lo hagan.

A mí me da igual, puesto que, como si yo no quisiera nada de la gente, pero yo...paso de tantas tonterías que hace la gente hoy en día.

Por suerte, que dije hace mucho tiempo, una frase mía en cierto grupo de discusión:

"Déjate que te desprecien y serás tremendamente recompensado."

Esta frase, que voy recordándola, desde hace mucho tiempo. Pues sigue vigente, y seguirá para la posteridad.

Es decir, que por mucho que se consideren pocos años o poco tiempo, va a perdurar totalmente. Es para toda la vida. Totalmente, y no hay nada que pueda borrarse de ninguna forma y de ningún modo. Puesto que, la gente, no se percata de lo mal que hace con las palabras y hechos.

Puedo extenderme con este tema, pero no tengo mucho tiempo para darlo todo. Ando liado.

Comentarios