Rowan Atkinson, toncando una batería...